Valores de Scrum

Scrum sin valores es una caja vacía

El éxito de Scrum radica en la capacidad que tengas de llevarlo adelante abriéndote a cinco valores: compromiso, foco, franqueza, respeto y coraje.

Estos valores determinan tu dirección con respecto al trabajo que realizas, las acciones que emprendes y el comportamiento que muestras.

Debes tener presentes estos valores en cada uno de los eventos de Scrum. Cuando encarnas los valores de Scrum, junto al resto de tu equipo y los interesados, logras sacar el máximo provecho de los pilares de transparencia, inspección y adaptación.

Cualquier decisión que tomes sobre la mejora continua del proceso, debe resguardar estos valores y no ir contra ellos.

Ahora, veamos a qué se refieren estos valores.

Compromiso

El equipo Scrum se compromete a lograr sus objetivos y a apoyarse entre ellos.\ - Guía Scrum

Tu compromiso con el resto del equipo Scrum está por encima de los intereses personales. Te comprometes a apoyar a los otros miembros, a actuar con solidaridad y empatía, a colaborar, a crear un incremento de calidad, a hacer tu trabajo de forma profesional. Te comprometes con el objetivo del producto, te comprometes a ser parte de un equipo autogestionado y multi-funcional, a buscar la mejora continua, a seguir los valores y principios del manifiesto ágil. A ser transparente y a desafiar el status-quo.

Te comprometes a llevar adelante Scrum en su totalidad, no solo las partes fáciles. Te comprometes a hacer tu mejor esfuerzo, aunque no puedas garantizar el resultado.

Una conducta que he observado en varias oportunidades y que muchos de mis estudiantes traen a las conversaciones es aquella en la que se le exige al equipo entregar al final del sprint todo aquello que al iniciarlo había seleccionado. Es decir, se toma el trabajo escogido para el Sprint como un compromiso irrenunciable en vez de como lo que realmente es, un pronóstico.

Esta interpretación errónea de este valor se sustenta en la también errónea interpretación de Scrum como metodología predictiva. Hay una creencia que el compromiso es del equipo para con el Incremento y significa entregar sí o sí aquello a lo que se comprometió en el Sprint. Ten cuidado de no caer en esta creencia en la cual el compromiso es un contrato tácito y un elemento de presión para que el equipo entregue cierto Incremento.

Foco

El foco principal del equipo Scrum está puesto en el trabajo del Sprint para lograr el mayor progreso posible hacia el objetivo.\ - Guía Scrum

Te enfocas en lo más importante, y lo más importante en este momento es el trabajo de este Sprint para lograr un Incremento de producto. El Sprint es un evento de tiempo preestablecido y fijo (a esto llamamos time-box) con un objetivo y un Incremento ya planificado. Durante el Sprint tu máxima prioridad es construir ese Incremento.

Uno de los aspectos que más cuesta en la puesta en práctica de este valor es la tentación de hacer cosas “por las dudas que se necesiten en un futuro”. Recuerda, debes trabajar solo en lo que es importante ahora y no en lo que puede llegar a ser importante en el futuro. Estás en un contexto complejo y anticiparte demasiado podría hacerte pagar un alto precio por basar tus decisiones en supuestos equivocados.

Otros peligros que atentan contra el foco son las interrupciones durante el Sprint con reuniones imprevistas o trabajo referente a temas no incluidos en el Sprint o perteneciente a otros equipos. Todas estas situaciones debes evitarlas para no corromper el valor potencial de Scrum. Enfócate en lo que hay que hacer ahora, trabaja en un solo equipo.

Decir que no es un desafío al cual muchos de nosotros nos enfrentamos frecuentemente. En este sentido puedo recomendarte la fórmula "Sí-No-Sí"1. En las palabras de su autor: “A diferencia de un No ordinario que comienza con un No y termina con un No, un No positivo comienza con un Sí y termina con un Sí”. Entonces, las partes serían:

  1. ¡Sí! (afirmación): comienza diciéndote sí a ti antes que a los demás. Protege con este sí aquello que es importante para ti y prepara el terreno para el No que sigue a continuación.
  2. No (límite): Establece el límite con el No.
  3. ¿Sí? (propuesta): finaliza con un Sí que ofrece otra solución a la solicitud de la persona.

Por ejemplo, cuando un gerente intenta involucrar a un desarrollador en una reunión no planificada con un cliente en medio de un Sprint, así es como podrías responder usando la fórmula Sí-No-Sí:

  • "¡Gracias por tu interés en involucrar a Juan en la reunión! Sabes, Juan ha tomado una decisión hace unos días, junto con el resto de su equipo, y está comprometido con el logro de un objetivo determinado para el próximo viernes, para lo cual necesita estar enfocado en ese trabajo.

Me temo que si Juan dedica tiempo a esta reunión estaría peligrando el logro de ese objetivo, no solo a nivel individual, sino también a nivel de equipo, con la exposición que eso pueda llegar a tener, dado que tenemos agendada una reunión con los stakeholders quienes van a estar revisando el resultado. Por lo tanto, desafortunadamente Juan no va a poder participar de esta reunión que estás solicitando.

Lo que sí podríamos hacer es reagendar esa reunión para algún momento en que Juan tenga disponibilidad de tiempo sin afectar el trabajo con su equipo o, eventualmente, buscar otra persona que pueda cubrir su lugar en la reunión. ¿qué te parece?"

Adicionalmente, evita que las personas trabajen de manera aislada, una consecuencia habitual si se distribuyen el trabajo y se dedica cada uno a sus temas. El equipo Scrum es mucho más efectivo si se enfocan todos en unos pocos temas a la vez (uno o dos) y luego de terminarlos se mueven a los siguientes, en conjunto, colaborando. Este enfoque ayuda a reducir el desperdicio al minimizar la acumulación de trabajo en progreso.

El sentido de responsabilidad compartida de todos los miembros del Equipo Scrum los enfoca en el resultado colectivo por sobre los logros individuales.

Frente a la incertidumbre, el foco también te ayudará a evitar el análisis-parálisis. Debes concentrarte en tener un Incremento funcionando en unas pocas semanas, no te enredas en tus propios pensamientos creyendo que analizando las posibilidades llegarás a la respuesta correcta ya que en un entorno complejo esto rara vez funciona. La clave es experimentar y validar en los hechos y no en los supuestos.

Estar enfocado significa que harás una cosa a la vez. Antes de comenzar algo nuevo, asegúrate de haber terminado lo anterior.

Franqueza

El equipo Scrum y los interesados muestran franqueza con respecto al trabajo y a los desafíos.\ - Guía Scrum

La naturaleza empírica de Scrum requiere que aprendas a partir de la inspección frecuente de la realidad. Pero ¿cómo? Para que la realidad que veas sea lo más cercana a la verdad posible, necesitas un ambiente transparente. Esa transparencia no se manifestará si en primer lugar no hay honestidad. Para sacar el mayor provecho posible de este valor, mi interpretación es que la honestidad o franqueza en el contexto de Scrum podemos concebirla en una doble vía.

La franqueza dentro del Equipo Scrum contribuye a generar un ambiente en donde las personas se sienten cómodas pidiendo ayuda y brindándola. Fomentará la solidaridad, la búsqueda de acuerdos, la expresión de los diferentes puntos de vista y una mejor toma de decisiones.

Si los miembros del equipo abrazan la franqueza como un valor, bajarán tus defensas y la necesidad de cuidar tu imagen frente a la posibilidad de cometer un error o equivocación. Ser abierto te permitirá admitir los errores y cambiar de dirección sin apegos como parte del ejercicio de inspección y adaptación continua.

Para poder ser sinceros con los demás, también debemos practicar la franqueza para con nosotros mismos. Por ejemplo, si logramos una humilde honestidad frente a nuestras capacidades y falencias, sabremos qué aprendizajes nos están faltando y posiblemente tendremos mayor tolerancia con nuestro entorno.

Este valor llevado a su extremo, lo cual requiere del coraje, nos puede ayudar a experimentar comodidad frente a lo desconocido y a encontrar una mayor cantidad de soluciones novedosas a problemas difíciles. Desafortunadamente, en mi experiencia este es un valor estratégico donde hay mucho trabajo por hacer. Intuyo que esto se debe a la cultura, en la que estamos sumergidos, con escasa tolerancia al error y la necesidad de "sostener una cierta imagen", entre otros factores. Soñemos por un instante: ¿Te imaginas un mundo donde podemos equivocarnos y no sentir que pagamos un alto precio por ello? ¿Cuánta más liviandad podríamos entregar a nuestras vidas y cuánta más innovación seríamos capaces de traer a nuestro mundo?

Respeto

Los miembros del Equipo Scrum se respetan entre sí como personas capaces e independientes y son respetados como tales por las personas con quienes ellos trabajan.\ - Guía Scrum

No importa el rol que ocupes, muestra respeto por tus compañeros de equipo, por sus habilidades, experiencias y competencias.

Muestra respeto por su derecho a decidir cómo hacer su trabajo. Respeta sus decisiones y opiniones, tienes una gran oportunidad de aprender de ellas. Cuando las personas se sienten escuchadas y tenidas en cuenta es más probable que apoyen las decisiones del equipo, aun estando en desacuerdo. Eso se llama consentimiento.

Juzga las acciones y respeta a las personas. Esto garantizará un ambiente mucho más seguro para poner en práctica la mejora continua.

Y por sobre todas las cosas, respétate a ti. Di “no” cuando sientas la necesidad de decir que no. Al hacerlo enalteces tu autonomía y legitimidad como persona. No aceptes el status-quo si crees que se puede mejorar.

Coraje

Los miembros del Equipo Scrum tienen el coraje de hacer lo correcto y de trabajar en problemas difíciles.\ - Guía Scrum

Coraje es valentía. Eres valiente cuando decides construir solo aquello que aporta valor y no trabajar en las cosas que nadie utilizará. Valentía es enfocarte en lo que es importante ahora y no en lo que podría llegar a ser importante en el futuro.

Eres valiente cuando no dudas en poner manos a la obra, aun sabiendo que ningún plan es perfecto y que habrá retos por delante.

Eres valiente cuando reconoces abiertamente que no se lograron hacer aquellas cosas que se pretendía realizar. Valentía es no utilizar excusas. Valentía es hacerte cargo de lo que suceda. Valentía es no fingir frente a tus clientes mostrando cosas no terminadas.

Eres valiente cuando compartes toda la información que tienes para beneficiar al resto del equipo y a la organización, en especial cuando muchos podríamos haber sido educados con la premisa de "la información es poder". En un contexto colaborativo como Scrum, muestras valentía cuando eres transparente, aun sintiendo presión por no serlo.

Hacer las cosas correctamente, sin atajos ni baja calidad también es ser valiente.

Eres valiente cuando efectúas reclamos a tus compañeros de equipo cuando faltan a sus compromisos, sin importar el rol que ocupen.

Muestras valentía al admitir que los supuestos sobre los cuales basaste tus decisiones no fueron los correctos. Eres valiente cuando lo aceptas y cambias de dirección. Valentía es asumir tus errores abiertamente. Valentía es reconocer que no tienes acceso a la información completa y que tus puntos de vista pueden cambiar a medida que aprendes. Valentía es ser humilde en lo intelectual.

Eres valiente cuando asumes el reto de construir algo que nunca has construido, aun sin tener garantías de que funcionará. Eres valiente cuando embarcas a tus clientes en un camino de aprendizaje conjunto, sin prometerles resultados que en realidad son inciertos.

Cuando eres Scrum Master, demuestras valentía al buscar la mejora continua enfrentando los impedimentos organizacionales, el status-quo y la resistencia al cambio, yendo más allá de los límites del equipo.